LA ELECCIÓN DE MIS VENTANAS Y PUERTAS.

Ante la situación de tener que cambiar nuestras Ventanas o Puertas, nos encontramos con la duda de ¿qué material de Ventana o Puerta elegir?, ¿cuál será el que mejor nos resultará y el que mejor se adaptará a nuestras necesidades?

Cuando nos dirigimos al punto de venta nos encontramos con diferentes materiales, sistemas y acabados, por tanto, la persona que nos atienda deberá ayudarnos a sacar conclusiones claras y concisas que nos aclaren las ideas. Si se trata de un profesional del sector, sus consejos podrán ayudarnos en gran medida, si no lo es seguramente nos equivoquemos en la decisión.

Entre todos los materiales habidos en el mercado, cada uno tiene unas composiciones y prestaciones distintas del otro. Para ayudar un poco en la decisión final, tendremos en cuenta varios términos: la composición, durabilidad y ciclo de vida del material a poner, el sistema más adecuado a nuestras necesidades, las propiedades técnicas de cada sistema, los tipos de tratamiento de los perfiles y resistencia a los agentes atmosféricos y por último su coste final.

 

¿Qué material elegir?

En el mercado existen diferentes materiales con los que se pueden fabricar las Ventanas y Puertas de nuestras viviendas, de los cuales los más usados son:

Perfiles de extrusión metálicos perimetrales, con sus distintas formas y tamaños adecuados a las carpinterías. Se pueden conseguir varios tratamientos: Lacados en toda la gama de la carta RAL, foliados y lacados en una gran variedad de imitaciones en madera; y además con diferencia de otros materiales, anodizados en gran variedad de colores, con el acabado final de lijado, repulido, brillo, mate, etc.

Aluminio con Rotura de Puente Térmico

Son dos perfiles de Aluminio separados mediante unas juntas de Poliamida (material aislante), consiguiendo entre otras muchas cosas, que ambos perfiles mantengan distintas condiciones de temperatura limitando así la condensación intersticial. La variedad de tratamientos y acabados existente permite combinarlos entre sí en su cara interior o exterior, usando el procedimiento de dichos tratamientos y acabados por separado y antes de unirse los perfiles con la poliamida.

Madera

Cada vez más en desuso por su mantenimiento y prestaciones, o instalada en determinadas zonas muy concretas donde las cualidades de la madera destacan sobre otros materiales.

Aluminio-Madera

Combinación de los 2 materiales Aluminio exterior y Madera interior, unidos entre sí mediante grapas metálicas. Su terminación final pasa por toda la variedad de tratamientos y acabados del Aluminio y la variedad de acabados de la Madera, ofreciendo una personalidad a la Ventana sin igual.

PVC

Perfiles de extrusión plásticos perimetrales con varias cámaras, con sus distintas formas y tamaños adecuados a las carpinterías. Se pueden conseguir varios tratamientos: Lacados en toda la gama de la carta RAL y Foliados y Lacados en una gran variedad de imitaciones en madera. Su estructura plástica requiere de un refuerzo metálico interior atornillado a los marcos y hojas, para evitar posibles torsiones de los distintos perfiles.

Poliuretano

Perfiles de extrusión perimetrales, bien macizos, o bien huecos con refuerzo metálico interior, con sus distintas formas y tamaños adecuados a las carpinterías. Se pueden conseguir varios tratamientos: Lacados en toda la gama de la carta RAL y Foliados y Lacados en una gran variedad de imitaciones en madera.

Cada material tiene unas características diferentes, que supondrán una serie de ventajas y desventajas con respecto a los otros materiales en el resultado final de la Ventana. Por eso el cliente, aconsejado por un profesional, debe valorar la elección del material de su futura Ventana acorde a su necesidades o prioridades.

Más adelante trataremos las características de una Ventana o Puerta en las que prestar atención en la elección de nuestras futuras Ventanas o Puertas. Pero adelantamos, que el tipo de material a utilizar en la fabricación va a influir directamente en alguna de estas características y por consiguiente en las prestaciones que nos dará la carpintería.

Imágenes y descripciones de materiales

¿Qué sistema de carpintería elegir?

 

El tipo de Ventana o Puerta a elegir, puede ir en función del espacio del que disponemos, la orientación de la vivienda, la zona a la que se destine, la climatología del lugar, el precio final, etc.

La variedad de Ventanas y Puertas que se pueden fabricar es bastante amplia, cada una de ellas dará unas prestaciones diferentes con respecto a las otras.

Los sistemas más comunes para el cerramiento de Ventanas y Puertas son:

  • Sistemas Deslizantes:

Ventana o Puerta corredera

Puerta elevable

Ventana guillotina

Imágenes de ventanas de Sistemas Deslizantes

En los Sistemas Deslizantes en todos los materiales, existen variedad de series y secciones. En el Aluminio existe la posibilidad de corte recto y de corte a 45º. En el resto de materiales solo la posibilidad de corte a 45º. De las dos opciones, la que más prestaciones ofrece en casi todos los términos es la de corte a 45º, pues las de corte recto se ensamblan con tornillos y las de 45º se ensamblan con escuadras además de ser todos los perfiles tubulares y tener más peso e inercia.

Sistemas Abisagrados:

Ventana o Puerta Abisagrada

Ventana Abatible

Ventana o Puerta Oscilo batiente

Ventana Pivotante

Ventana Proyectante

Ventana o Puerta Plegable

Puerta de Vaivén

Puerta Oscilo-Paralela

Imágenes de ventanas de sistemas abisagrados

En los Sistemas Abisagrados en todos los materiales, existen variedad de series y secciones. En todos ellos solo existe la posibilidad de corte a 45º.

 

Propiedades técnicas de la Ventana.

 

Son las prestaciones que tiene que tener la Ventana o Puerta requeridas por él código técnico de la edificación.

Como hemos visto antes, los valores que tomarán estas propiedades en los ensayos técnicos, están muy influenciadas por el tipo de material del que se compone la Ventana, y/o del sistema o tipo de carpintería. Con lo cual, para facilitar la decisión a la hora de comprar una Ventana o Puerta, vamos a enumerar las propiedades y veremos qué material y qué sistema de carpintería mejora o empeora las prestaciones en cada una de ellas.

Permeabilidad al aire: Aislamiento de las juntas de cierre o hermeticidad de la Ventana o Puerta.

Se trata del aislamiento que la Ventana o Puerta nos dará a través de sus juntas de cierre.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida y no tanto del material.

Un Sistema Abisagrado siempre será más hermético que un Sistema Deslizante, pues se trata de un cierre de presión.

Estanqueidad al agua: Permeabilidad y evacuación del sistema.

Se trata de la eficacia del sistema para evitar la entrada de agua bien a través de las juntas de cierre o de sus uniones e incluso del sistema de evacuación del que este provisto la Ventana o Puerta.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida y no tanto del material.

Un Sistema Abisagrado siempre tendrá mejor evacuación que un Sistema Deslizante, pues las guías del Sistema Deslizante son susceptibles de llenarse y revocar el agua al interior.

Resistencia al viento: Cesión de la ventana.

Se trata del grado de resistencia que la Ventana o Puerta ofrece ante el empuje del viento ejercido desde el exterior.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida y no tanto del material.

Tanto en los Sistemas Abisagrados como en los Sistemas Deslizantes, la resistencia al viento vendrá valorada en función de la inercia de sus perfiles verticales.

Aislamiento acústico: Nivel de ruido exterior.

Es el volumen de ruido medido en (dB) que se evite transmitir desde el exterior.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida y si influirá en parte el material.

Los perfiles huecos y que no dispongan de tabiques interiores divisorios o juntas de poliamida, permitirán el paso del sonido en mayor grado que los que lleven tabiques interiores, juntas o sean macizos.

Transmitancia Térmica: Transmisión de fuente de calor o frio.

Se trata del valor U [en W/m2 K], que es el flujo de calor o frio que pasa a través del perfil del marco y de la hoja.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida, además del tipo de material.

El Aluminio al ser un metal conductor, tiene mayor transmitancia térmica que el PVC. Para que el Aluminio se pueda equiparar a los valores del PVC, tiene que ser con Rotura de Puente Térmico (RPT), evitando así el contacto de las 2 caras, consiguiendo unos valores muy reducidos y considerando un valor inferior a mayor anchura de las juntas de poliamida. Además, se consigue la salvedad de poder dar un acabado distinto a cada una de las 2 caras, combinando entre ellas todos los tipos de tratamiento del color, bien sean anodizados, lacados o foliados en colores madera.

Mapa térmico de España

Capacidad para soportar cargas: Consistencia de los elementos fijos y móviles.

Es la medida de cesión y resistencia que tienen los elementos fijos tales como bisagras (que evitaran el descuelgue de las hojas), escuadras o soldaduras (que evitaran la rotura de un inglete), y rodamientos (que evitaran el excesivo roce de las hojas).

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida, además del tipo de material.

En el Aluminio y Aluminio con Rotura de Puente Térmico las bisagras van colocadas sobre los perfiles mediante pletinas de acero.

El Aluminio y Aluminio con Rotura de Puente Térmico se monta mediante escuadras de Aluminio si los perfiles son a 45º y con tornillos si los perfiles son a corte recto.

En el PVC las bisagras van atornilladas a los marcos y hojas de PVC. Es recomendable que también se atornillen a un perfil metálico interior, para evitar posibles descuelgues de las hojas.

El PVC se monta soldando las esquinas mediante soldadura térmica.

Los rodamientos se colocan de igual forma en varios materiales.

Resistencia y reacción al fuego: Reacción ante el fuego.

Se trata del comportamiento que tiene el material del que está hecha la Ventana o Puerta ante el fuego.

Hay que tener en cuenta también el estado en el que quedaría la Ventana o Puerta aun en el caso de no destrucción total.

El valor de esta prestación ira en función del tipo de Ventana o Puerta elegida, además del material.

El material que mejor resistencia al fuego ofrece, será siempre el Aluminio.

 

Además de las características técnicas anteriores, habrá que tener también en cuenta otras que también serán influyentes a la hora de nuestra decisión tales como:

Tratamientos del perfil: Se trata de las posibilidades de tratamiento de la superficie del perfil.

En el Aluminio se consiguen más variedad de acabados ya que existe la posibilidad del anodizado en diversos acabados (mate, lija, brillo, repulido etc.), el lacado y el foliado.

En el aluminio con Rotura de Puente Térmico además de los distintos tratamientos (lacado, anodizado y foliado), existe la posibilidad de combinar en ambas caras tanto tratamientos como acabados.

En el PVC, solo existe la posibilidad del foliado y del lacado.

Mantenimiento: Es el proceso de dedicación que hemos de tener con la Ventana o Puerta para que siga cumpliendo con todas las características con las que nació.

En el Aluminio y Aluminio con Rotura de Puente Térmico el mantenimiento es muy reducido, para la limpieza bastara con un paño humedecido con agua y en todo caso con detergentes neutros. Se recomienda además lubricar al menos una vez al año las partes móviles de los herrajes.

Su limpieza: Una ventana abisagrada será más fácil de limpiar que una ventana corredera, pues al abrirse al interior podremos limpiarla por las 2 caras sin riesgo alguno.

Resistencia a los agentes atmosféricos: Es el grado de decadencia que sufrirá la Ventana o Puerta en el transcurso del tiempo según los agentes atmosféricos a los que este expuesta.

De los diversos tratamientos y acabados de todos los materiales, el Aluminio, con o sin Rotura de Puente Térmico será el material que más resistencia a los agentes atmosféricos tendrá, pues en su condición de perfil metálico, su desgaste será menor y la adherencia del tratamiento será mayor.

Luminosidad: Es el porcentaje de luz que la Ventana o Puerta nos dejará pasar al interior y que siempre influirá la suma del ancho de los perfiles del marco y de la hoja una vez cerrada la Ventana o Puerta.

Una ventana corredera, dará más luminosidad que una ventana abisagrada, pues el espacio de su cierre central es menor que el de una ventana abisagrada.

El Aluminio y Aluminio con Rotura de Puente Térmico al ser un material más resistente, requieren un tamaño menor de perfiles que el PVC o el Poliuretano, por lo cual una vez cerrada la Ventana o Puerta, dará mayor luminosidad.

El espacio a ocupar: Una ventana corredera será más práctica que una ventana abisagrada, pues se deslizará sobre su vertiente sin ocupar espacio interior.

La abertura útil: Una ventana abisagrada dará más abertura que una ventana corredera, pues podremos abrirla a 90 o 180 º, cuando la ventana corredera solo nos permitirá abrir la mitad de su medida o a lo sumo 2/3 si es de 3 carriles.

Economía: Todos los materiales utilizados para la construcción de Ventanas y Puertas tienen distinto coste económico en el mercado.

La elección de nuestras ventanas o puertas debe considerarse como una inversión a medio o a largo plazo, son un complemento de nuestra vivienda que nos aíslan del exterior y que bien elegidas supondrán un ahorro energético. Hay que considerar el ciclo de vida del material elegido, la calidad de sus componentes, el acabado final e incluso su colocación, para conseguir mejores prestaciones de la ventana y asegurarnos que éstas seguirán intactas a lo largo del tiempo. Así pues, la elección de una ventana de menor coste, no tiene porqué, significar un mayor ahorro.

A título orientativo podríamos resumir el impacto económico en el mercado de cada uno de los materiales que se suelen emplear para la fabricación de Ventanas y Puertas.

      • La Ventana o Puerta de Aluminio sin Rotura de Puente Térmico, resultará la más económica de todas, pero sus prestaciones serán menores.
      • La Ventana o Puerta de Aluminio con Rotura de Puente Térmico, resultará un poco más cara que la Ventana o Puerta de PVC, pero la personalización de sus accesorios, acabados, resistencia y durabilidad en el tiempo será mayor.
      • La Ventana o Puerta de Aluminio-Madera, resaltará como la más cara de todas ellas, aunque será la que mejor prestaciones, estética y confort nos proporcione.
      • La Ventana o Puerta de PVC, será más cara que la Ventana o Puerta de Aluminio sin Rotura de Puente Térmico y algo más económica que la Ventana o Puerta de Aluminio con Rotura de Puente Térmico según la sección de carpintería con la que se compare.
      • La Ventana o Puerta de Poliuretano, resultará más cara que ninguna y por debajo de la Ventana o Puerta de Aluminio-Madera.

En el mercado actual, existe un buen número de puntos de venta de Ventanas, cuyo objetivo principal es el de ofrecer al cliente tan inmensa variedad de productos, que al final suelen resultar en una mala información y en una pésima atención de posventa, en la que al final el cliente suele quedar Insatisfecho y desamparado en cuanto a posibles reparaciones, ajustes e inclusive cambios de accesorios que puedan deteriorarse. Por lo que al final el ahorro conseguido en la compra se traducirá en una inversión no adecuada, teniendo en cuenta que las Ventanas o Puertas no son un producto de consumo sino de inversión.

Desde ALUMINIOS ACAV, recomendamos que, a la hora de informarse y comprar sus Ventanas o Puertas, acuda y se deje aconsejar por las instrucciones de profesionales del sector, que a la larga serán los que mejor calidad y servicio posventa les ofrecerán, traduciéndose por supuesto en un ahorro económico.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,Más informacion sobre nuestra política

ACEPTAR
Aviso de cookies